Viviendas Tuteladas

Descripción

Se presta una asistencia global a las necesidades de los usuarios. Se atienden tanto las áreas básicas de aseo, vestido y alimentación, como a aquellas orientadas a su integración social, es decir, de habilidades sociales, formación académica, práctica de deporte etc.

Además, en los pisos se cubren necesidades afectivas y de integración social. Afectivas ya que los profesionales y los compañeros constituyen una gran familia para los residentes. Y de integración social en la medida en que se realizan un amplio número de actividades de ocio, deportivas, etc. fuera de los pisos.

El Centro tiene concertadas 6 plazas con la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.Por el carácter del recurso y el nivel de sus usuarios, la atención profesional es reducida, con carácter de supervisión de lunes a domingo en jornada diurna.

El acceso a la Vivienda Tutelada se realiza mediante resolución del Programa Individual de Atención (PIA) del Servicio de Atención a la Dependencia (SAAD) dependiente de la Consejería de Igualdad y Bienestar social (Junta de Andalucía), donde se reconoce el derecho a dicho recurso a la persona usuaria. También puede llevarse a cabo mediante traslado desde otro recurso residencial, en cuyo caso, es la Comisión Técnica de Centro quien emite la propuesta de cambio de recurso a las Administraciones implicadas (SAAD y DPIBS).

Los profesionales

La intervención combina un enfoque multidisciplinar e integrador.

En el día a día colaboran de forma directa en pro de los usuarios un equipo de Educadores, Cuidadores, Trabajadores Sociales, Enfermería, Psicólogos y Pedagogo, que orientan toda su intervención hacia la potenciación de la autonomía e integración social de los usuarios. Todo ello a través del desarrollo de programas socio-educativos y de su participación en múltiples actividades fuera del centro.

Dña. Patricia Jara Muñoz

Cuidadora, Dña. Patricia Jara Muñoz

Información

Por el carácter propio del dispositivo se requiere una evolución del usuario. Un equipo multidisciplinar valora la idoneidad del recurso para potenciar la autonomía y la integración social de los usuarios, previo al ingreso.

En cuanto a la información a familiares/tutores, es realizada por trabajo social a través de los informes pertinentes y entrevista con ellos por parte del coordinador del dispositivo y del equipo técnico. Como la vivienda es un recurso al que se accede desde la Residencia de Adultos, el contacto con la familia y su conocimiento de la Fundación es ya previo.

Horario de actividades

En la actualidad, todos los usuarios de la vivienda se encuentran realizando diversas actividades laborales (convenios de prácticas, contratos, prácticas formativas). Por los horarios y las actividades de la vivienda se adaptan a las necesidades de los usuarios.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo llamar, visitar o salir con los usuarios?

Como se reseñó con anterioridad, la actividad laboral condiciona en gran parte los contactos y las salidas con familiares y amigos por lo que, en lugar de establecer un horario fijo, se instruye a los usuarios en sus responsabilidades laborales como aspecto prioritario frente al ocio, y a respetar los tiempos de trabajo y relaciones socio-familiares. No obstante de lunes a viernes las llamadas se reciben hasta las 22:00 y las visitas/salidas hasta las 21:00.

Por parte de las familias; ¿qué dinero necesitan los usuarios?

Desde trabajo social se informa a las familias de todo aquello concerniente al coste-plaza, periodos y formas de pago, etc. En cuanto a la parte asistencial, se informa a las familias que la cantidad a aportar variará en función de las actividades, salidas y necesidades específicas del usuario por lo que dicha cantidad es negociada con la familia/tutores.

Cómo acceder

El acceso a la Vivienda Tutelada se realiza mediante resolución del Programa Individual de Atención (PIA) del Servicio de Atención a la Dependencia (SAAD) dependiente de la Consejería de Igualdad y Bienestar social (Junta de Andalucía), donde se reconoce el derecho a dicho recurso a la persona usuaria.

El acceso de un posible usuario a la Vivienda Tutelada también puede llevarse a cabo mediante traslado desde otro recurso residencial, en cuyo caso, es la Comisión Técnica de Centro quien emite la propuesta de cambio de recurso a las Administraciones implicadas (SAAD y DPIBS).